Eres lo que publicas en Facebook

Todos conocemos a esos amigos y esas amigas que tienen como costumbre publicar en Facebook o en sus otras redes sociales sus problemas interpersonales o de pareja. O a aquellos que simplemente gustan de publicar a cada tato lo que comieron o que están en la siguiente gran fiesta.

También conocemos a la que publica cada rato que el novio la dejó, al que da a conocer “sutilmente” que su ex es una cascos ligeros, a los que cada rato se quejan de que sus amigos andan hablando mal de ellos a sus espaldas, a la que constantemente da a conocer (muchas veces sin darse cuenta) que nadie la quiere, o al que revela que anda necesitado de una nueva relación.

“Pero ¿Qué tiene de malo?”, preguntan siempre algunos. “Al fin y al cabo el Facebook de cada quien es personal”. Pues ni tanto.

Lo que tiene de malo es que, además de que fomenta que la gente se haga una imagen de ell@s que poco les conviene en esos casos, publicar ese tipo de actualizaciones rara vez le servirá para lo que esperan.

Porque al publicarlo esperan algo.

Nadie simplemente publica sin esperar una respuesta a sus publicaciones (likes, comentarios, exposición). Y lo que publicas en tus redes sociales dice mucho más de lo que la mayoría de la gente se imagina de sus propias personalidades.

Lo que tu Facebook dice de ti

Lo que para algunos siempre ha sido obvio y que muchos no reparan en su significado mayor, ya se ha estudiado y se sigue estudiando científicamente; incluida la relación de lo que publicas en Facebook con tu personalidad.

Uno de estos estudios es el que se publicó en el Journal of Personality of Individual Differences, en el cual sus autores, basándose en los aspectos de la personalidad del sistema Big Five, encontraron resultados muy interesantes. Estos son los principales.

  • La gente con baja autoestima tienen la tendencia a publicar actualizaciones sobre sus relaciones románticas “como una manera de dar a conocer su relación cuando sienten que está amenazada o sienten celos de otras personas.”
  • Por otro lado, las personas con tendencias narcisistas disfrutan actualizar su estado con sus logros para conseguir felicitaciones, lo cual es consistente con la necesidad de los narcisistas de alardear para conseguir atención.

La gente narcisista también tiende a publicar sobre su dieta y su ejercicio, pero con el objetivo de expresar la importancia que personalmente le ponen a su apariencia física, y no para promover entre los demás una vida sana.

  • Las personas extrovertidas generalmente publican sobre sus actividades sociales y su vida diaria para conectar con los demás y llenar su necesidad de socialización.
  • Por otra parte, las personas neuróticas tienen la tendencia a actualizar su estado para buscar validación y la atención y el apoyo que no tienen y desearía tener en la vida real.
  • Las personas que disfrutan de experiencias nuevas y tienen una mente más abierta generalmente utilizan Facebook para compartir ideas intelectuales y publican su opinión sobre ciertos temas para compartir información.
  • La gente más meticulosa publica más frecuentemente sobre, por ejemplo, sus hijos, también para comunicar y compartir información, muy probablemente para de cierta forma indirectamente competir con otros padres, debido a la necesidad inconsciente de estas personas de querer superar a los demás.

Lo que más se comparte

Después de analizar los números, los investigadores de este estudio no solamente encontraron el patrón en los tipos de estados relacionados con las personalidad, sino la tendencia de lo que la gente publicaba y compartía con más frecuencia.

No es de sorprender que el estudio encontró que las publicaciones sobre actividades sociales, la vida y los logros recibieron más likes y comentarios, y que las publicaciones sobre pensamientos profundos o temas intelectuales recibieron menos.

Aunque este dato suena a que somos superficiales como sociedad digital, tiene sentido desde el punto de vista evolutivo ya que es el comportamiento general de la población como especie social. La mayoría de las personas quieren felicitar a alguien por un logro o conectar con ellos socialmente, y por otro lado la mayoría de la gente trata de evitar los debates y los temas complicados, además de que muchos más estarán interesados en lo simple que en profundizar.

Así que ya lo sabes: deja de pensar que lo que publicas es “solo porque me gustó”.

La realidad es que tu inconsciente define y revela mucho más de tu personalidad o las razones de tu comportamiento de lo que quieres aceptar. Y estás a merced de esa parte de tu cerebro aunque ni cuenta te des.

Y recuerda también que en las redes sociales web estamos expuestos a la atención de todos. Y que también se puede convertir en adicción.

Para bien y para mal.