El presupuesto del Plan de Marketing

En los artículos anteriores de esta serie sobre el Plan de Marketing, analizamos todas las famosas P’s de la mezcla de marketing (Producto, Plaza o Mercado, Precio y Promoción), y qué es lo que el plan debe contener con respecto a cada una.

Sin embargo, existe otra P más que puede ser igual de importante para el éxito de la implementación de cualquier plan, ya que de esta depende la capacidad misma de implementarlo y en la que muchos negocios se quedan cortos por no haberlo previsto: el presupuesto.

El presupuesto de tu plan de marketing

La parte final del plan se trata de crear y desarrollar las proyecciones financieras relacionadas directamente con los objetivos y programas del mismo. A diferencia de lo que muchos pueden creer, el presupuesto de marketing no solamente incluye lo que costará la promoción.

En este aspecto es en el cual muchos emprendedores se quedan en el camino de levantar su negocio, ya que hasta el plan de marketing más completo o la idea de negocio con más posibilidades de éxito, poco podrá despegar sin el presupuesto adecuado para todos los puntos de marketing cruciales.

De este modo, la sección presupuestal del mismo debe tomar en cuenta todo lo que implicará en costos monetarios y de recursos humanos, desde la creación de una identidad de marca, hasta la distribución del producto, pasando por los costos de investigación de mercado, la inversión en capacitación, el presupuesto de la campaña de lanzamiento, etc.

Además, es necesario tomar en cuenta el famoso “colchón” que será necesario considerar para el periodo de inicio del negocio o la marca, durante el cual se da a conocer, se comienzan a conseguir clientes, y difícilmente se conseguirán ganancias.

Presupuesto de Marketing

Proyecciones de ingresos

Directamente ligada a la estrategia de Precio, en la sección de Presupuesto se incluyen también las expectativas realistas de adquisición de clientes, ventas e ingresos. Esta parte no solamente en términos monetarios sino también en términos mercadológicos como retención de clientes y captación de tajada del mercado.

Aunque las proyecciones financieras no siempre serán muy precisas (en el mercado todo entra en juego una vez iniciado el negocio), esta sección es importante para identificar aspectos clave y servir como una guía para los gastos en todas las estrategias establecidas en el plan, así como para tener en cuenta cuánto regreso en inversión debería obtenerse de cada una y en cuánto tiempo.

Así, las proyecciones financieras sirven como una manera de establecer y vigilar objetivos específicos que el negocio debería alcanzar.

En resumen, tres puntos

Los puntos básicos que la sección de presupuesto debe cubrir englobando todas las estrategias del plan son:

  1. Punto de balance. El punto (en tiempo y cantidad) proyectado en el cual la inversión se nivela con los ingresos.
  2. Predicción de ventas. Con base es estimaciones lo más realistas posibles, predecir los ingresos esperados en distintos periodos, por ejemplo a 6 meses, a un año y a tres años. Ir ajustando conforme vaya avanzando el tiempo.
  3. Predicción de Costos. De igual forma, tomando en cuenta costos realistas, establecer los esperados en los distintos periodos establecidos en la predicción de ventas.

Un presupuesto de marketing realista es una de las principales claves para el éxito de cualquier plan debido a que establece en términos prácticos de dinero, tiempo y personal, lo que se requerirá para llevar a cabo todas las acciones necesarias para levantar a una marca desde el principio.

Sin un presupuesto, un Plan de Marketing simplemente es un barco (por más bonito, equipado o eficiente que sea) en el cual no sabemos si tenemos ni el suficiente combustible, ni el suficiente alimento, o inclusive suficiente personal para llegar a nuestro destino.

Que tu negocio no sea de esas “llamaradas de petate” que desaparecen a los 6 meses; establece tu plan, considera tu presupuesto realista y acepta que la inversión no necesariamente la obtendrás de regreso pronto.