Lo necesario para el liderazgo

En el espíritu de las elecciones presidenciales mexicanas y en otros países de Latinoamérica, este post resume en uno solo todos los artículos que he publicado al respecto, entre los cuales por cierto están los más visitados de este blog: el liderazgo.

Y es que muchos aspiran a una posición de liderazgo. Es natural querer ser líder: viene con muchos beneficios. Sin embargo, no es una posición que cualquiera pueda o deba ocupar por demasiadas razones. Las  primeras de ellas inclusive no tienen siquiera que ver con la sociedad sino con nuestra naturaleza.

¿Por qué necesitamos líderes?

Los beneficios del liderazgo vienen con la responsabilidad de enfrentar primero el peligro; en beneficio del grupo.

El liderazgo existe por una sola razón: somos animales sociales que vivimos en grupos y necesitan alguna forma de organización. Y la estructura más básica es la de un grupo liderado por uno de sus miembros, el mejor dotado para defender al grupo en situaciones de peligro y de mantenerlo organizado el resto del tiempo.

¿Te interesó el tema? Lee más al respecto.

Los problemas del liderazgo

Como bien lo dice el escritor John C. Maxwell, “nada significativo se ha conseguido por alguien actuando solo”.

En otras palabras, puedes ser muy buen@; pero no eres tan buen@ como para no necesitar ayuda. Lamentablemente muchas personas que aspiran a o quienes ya tienen una posición de liderazgo la buscan o mantienen por las razones equivocadas, la mayoría de las cuales tienen que ver con su necesidad de demostrar o sentirse que pueden solos. Nada más alejado de la realidad. El mismo concepto de liderazgo lo dice: el trabajo de un líder es liderar. Y solo se puede liderar para empezar a un equipo. Como líder no solamente te debes a los demás, sino que los necesitas.

Muchos líderes, lamentablemente, no lo han comprendido y ya analizamos las razones erróneas por las que ejercen algún tipo de liderazgo.

Conócelas.

¿Quieres ser líder?

Los líderes y el estrés

El o la líder en teoría debe ser el miembro mejor preparado para defender y administrar al grupo; quien salta primero al peligro en defensa de los demás, quien toma las decisiones importantes (y correctas) en el menor tiempo posible, y quien lidia con los problemas de sus seguidores. En pocas palabras, un líder no debe estresarse. Al menos no fácilmente.

Este es una más de las responsabilidades del líder y de hecho una de las más importantes con las cuales contar si es que deseas ejercer el liderazgo por un buen tiempo.

Entiende por qué.

El líder estoico

“Sufrimos no por los eventos en nuestra vida, sino por nuestros juicios sobre esos eventos”, muy acertadamente pregonaba el estoico Epictetus.

Muy relacionado con la capacidad de un líder de manejar el estrés, el estoicismo es la filosofía casi por defecto de cualquier persona que lidera a grupos o sociedades. Un líder casi por naturaleza debe mantenerse estoico ante cualquier situación que a otros atemoriza, estresa o sorprende, ya que prácticamente su trabajo en el grupo o sociedad es lidiar por ellos con eso; es por lo que obtiene tantos beneficios.

Así que si aspiras a ser un líder, ve conociendo y aceptando los preceptos del estoicismo relacionados con el liderazgo.

Los líderes escucha más de lo que hablan

“Los líderes que no escuchan, eventualmente se rodearán de gente que no tiene nada que decir.”
— Andy Stanley

¿Necesito explicar más para que quieras seguir leyendo sobre la necesidad de los verdaderos líderes de escuchar más de lo que hablan?

Conoce por qué tenemos tantos pseudolíderes.

Lo necesario para el liderazgo

El objetivo es más importante que el rol

Sin objetivos claros, el equipo no tiene en realidad un propósito y sus miembros, actuando por separado bajo sus propias motivaciones, se arriesgan a remar en direcciones contrarias.

El trabajo del líder es precisamente no remar por los demás, ni siquiera ordenarles que lo hagan, sino mantener una constante vigilancia del punto al que se dirigen y administrar las acciones de todos los miembros para poder llegar al mismo. Independientemente de las razones de cada uno. Incluidas las del mismo líder.

Lee más al respecto.

No hay líder sin equipo

Un líder se debe a sus seguidores, a otras personas. Un líder no puede existir sin un equipo que le ayude a lograr sus objetivos.

Una vez que comprende que no puede ni debe suponer que solo puede lograrlo todo, un líder reconoce la necesidad de contar con un equipo integrado por miembros que fortalezcan sus debilidades; un equipo que juntos hacen mucho más que lo que podrían lograr por separado, por más capacitados que estén individualmente.

¿Quieres ser un verdadero líder? Termina de comprender este concepto.

Mayor reto requiere mejor equipo

Un líder verdadero busca cada vez superar mayores retos. Y también un líder verdadero comprende que conforme el reto aumenta, también la necesidad de trabajar en equipo. Y en un equipo cada vez mejor que el anterior.

Ya sea reemplazándolo o capacitándolo, el líder requiere siempre mantener en constante superación a su equipo. Porque cualquier equipo de pretenda embarcarse en retos mayores no los podrá superar con el mismo nivel de preparación con el que superaron el anterior. En otras palabras, ni el líder ni su equipo deben dormirse en sus laureles.

Conoce todas las razones por qué.

El estrés daña al equipo

Un verdadero y funcional líder trabaja constantemente en fomentar un ambiente de seguridad mental en el cual su equipo de trabajo funciona de la mejor manera posible.

Un líder verdadero comprende que el estrés es dañino para su equipo y que si para algo está es para evitárselo y así mantener un trabajo óptimo que abona a lograr el objetivo común. Después de todo, el mejor capacitado para lidiar con el estrés (y el primero que debe hacerlo) es el líder. Prácticamente para eso está.

Así que, seas líder o solamente un miembro más, entiende por qué y cómo evitar el estrés del equipo.

Cuida a tus catalizadores

Todos conocemos a esos miembros del equipo que parece que hacen más que los demás, que son megaproductivos en su posición y que además le ayudan a los demás. Se llaman catalizadores y parte importante del trabajo de ser líder es fomentarlos, cuidarlos e inclusive convertirlos en nuevos líderes.

Conoce la crucial importancia de los catalizadores y por qué ningún líder debe temer a la posibilidad de que se conviertan en líderes por sí mismos. Le conviene tanto a todo el equipo.

¿Por qué?

Fomentando el liderazgo

El liderazgo basado en la intención

Y precisamente hablando de catalizadores, conoce la historia del Capitán David Marquet, quien experimentó exitosamente con un estilo de liderazgo que fomenta la toma de decisiones al distribuir el poder entre su equipo dándoles la autoridad para llevar a cabo sus responsabilidades a voluntad, conforme a criterio y dando espacio para sugerencias.

Esta es la historia resumida.

Un líder necesita un equipo de líderes

“Cualquiera que esté acostumbrado a crear y manipular equipos para usarlos solo para su propio beneficio, no es un líder, es un dictador.”
— John C. Maxwell

Conoce por qué el fomento de nuevos líderes el trabajo crucial (y prácticamente obligación natural) para cualquier persona en una posición de liderazgo.

La clave del liderazgo político

¿Por qué son necesarios los liderazgos políticos y saber identificarlos? Porque un verdadero líder político es quien demuestra no solamente su capacidad técnica, sino principalmente su vocación de trabajo por los demás, no por ellos mismos.

¿Aspiras a una posición de poder político? Entiende su fundamento.

10 puntos para ser un mejor líder

Como bien dicen por ahí, un líder no necesariamente nace, sino que también se hace. Es más, hasta un líder que nace, también puede (y debe) mejorar en su capacidad de liderazgo conforme avanza en su carrera. Un líder inclusive puede ser nato en unos aspectos y tener que aprender en otros.

Estos son diez puntos que hacen mejor a un líder.