LinkedIn y tu Branding Personal

Utiliza bien LinkedIn, o mejor borra tu cuenta en esa red social.

Esto es lo que aconseja uno de los expertos en aprovechar el potencial de LinkedIn y, aunque a principio parezca algo muy drástico, la razón es completamente lógica una vez explicada.

Alex Pirouz, fundador de Linkfluencer, es enfático en recomendar a todas las personas que creen que LinkedIn es solamente un sitio para dar a conocer tu currículum para que alguien te ofrezca un nuevo trabajo.

“Si piensan así, lo más seguro es que no hayan actualizado su perfil en 6 meses, no planeen hacerlo, y no le interesa saber el poder de LinkedIn para hacer crecer su negocio y su carrera profesional”, dice Pirouz.

Y la realidad es que, si tu perfil no está actualizado y no planeas aprovechar lo que esa red social de profesionales puede hacer por tí, le estarás haciendo más daño que beneficio a tu marca personal.

LinkedIn, más que un Facebook profesional

Puede parecer otra actividad más de la cual tienes que estar al tanto y otra red social que ocupará un espacio más de tu tiempo de vida personal y profesional, pero sabiéndolo utilizar, puede ayudarle mucho a tu carrera.

Hay varias razones para utilizar más seguido tu cuenta de LinkedIn si quieres que te sirva como una herramienta más en tu arsenal de marketing digital para promover tu profesión y tu marca personal, y las siguientes son las principales.

  1. Hasta arriba en Google. La primera razón es que los perfiles de LinkedIn tienden a aparecer primero en los resultados de las búsquedas en Google. Más arriba inclusive que los sitios web de muchas empresas, cuando son buscadas con ciertas palabras clave con las que deberían ser encontradas.
    Y ¿qué pasará cuando encuentren tu perfil de LinkedIn como primera opción en los resultados, y al verlo ni siquiera tiene una foto o tus habilidades actualizadas? Recuerda que la primera impresión cuenta demasiado.
  1. La gente le compra a otra gente. Desde que existe el marketing, las transacciones se llevaron a cabo de persona a persona, y este instinto no deja de ser válido en la era tecnológica y corporativa.
    Para muestra solo es necesario saber que la segunda más visitada página en el sitio web de una empresa es la sección “Sobre Nosotros”.La gente, hasta en los negocios, quiere saber quién eres, y este es precisamente la razón de ser de LinkedIn como red social de contacto entre empresas y profesionales.
  1. Ahí está tu audiencia meta. Sin importar el servicio o producto que ofrezcas, lo más probable es que te convenga de distintas maneras el estar en contacto con otros negocios y otros profesionales de áreas relacionadas o inclusive no relacionadas.
    Todos ellos se pueden beneficiar de conocer lo que ofreces y específicamente de tu manera particular de ofrecerlo. Hasta pueden hacer negocios que no habías ni considerado. O asociarse. O ayudarte a llegar a otros mercados diferentes.

Manos a la obra

Las mil millones de búsquedas que LinkedIn recibe al día deben ser por razones que puedes aprovechar y, estés en otras redes sociales o no, es hora de poner manos a la obra en mantener actualizado y funcionando correctamente tu perfil en esta red social.

Sin embargo, a diferencia de Facebook, tiene sus propias “reglas” que no lo hacen tan fácil de manejar para cualquiera.

Debido a que se debe considerar el perfil y las razones de tu audiencia en LinkedIn, la información con la que llenas y mantienes actualizado tu perfil debe ser cuidadosamente seleccionada y redactada.

De la misma forma que cuando no está actualizado o ni siquiera tiene foto, un perfil de LinkedIn mal redactado o enfocado, puede ser peor que no tener ninguno.

Así que, si lo tuyo no es la redacción atrayente y el saber seleccionar lo que a tu audiencia le interesará (y de cual forma les interesará más), consigue ayuda y aprovecha las ventajas de una red social que no se trata de imágenes y videos de gatos haciendo cosas chuscas.