Las Redes Sociales y tu Branding Personal

En nuestras redes sociales web todos tenemos contactos quienes gustan de publicar periódicamente algún comentario sobre sus problemas amorosos o personales.

Y eso no sería mucho problema, excepto en los casos que se tratan de personas profesionales o que están entrando en una fase de su vida en la que deben definir su campo de trabajo y su identidad como expertos en su profesión.

Todo cuenta para tu marca

Como bien dicen por ahí: Todo lo que hagas o dejes de hacer le aporta o le quita a tu marca personal. TODO.

Hasta esas publicaciones que hacen saber a todos tus amigos de Facebook que te estás quejando de tu ex. Y no necesitamos siquiera mencionar esas fotos de ti con tu bebida alcohólica favorita en mano, orgullos@ de “relajarte”.

Existe un tiempo en la vida para todo, pero el fomento de tu marca personal que te seguirá profesional y personalmente para toda tu vida y que, idealmente, te ayudará a establecerte una reputación como experto en la profesión (o profesiones) de la cual vivirás, exige que tomes en cuenta lo que los demás verán sobre ti.

Porque hay que tener siempre muy en cuenta que las redes sociales web llegaron para quedarse y que, así como son una gran herramienta usadas de la manera correcta, pueden convertirse en la razón por la cual no te contrate tu próximo posible empleador.

Tus redes sociales son tu currículum

Para bien y para mal, tus perfiles de redes sociales son utilizados cada vez más por empleadores e inversionistas para investigar sobre sus candidatos y aspirantes a algún empleo, puesto o inversión de capital.

Y no es nada secreto que lo que publicas en tu perfil dice mucho de quién eres, qué haces, cómo lo haces y hasta si lo harías por el suficiente tiempo. Y eso marcará lo que quienes visiten tu perfil de redes sociales piensen sobre tí. Te guste o no. Afecte o no en la práctica a tu desempeño como profesional.

Así que, una manera de detenerte antes de publicar algo que no te convendrá en el mediano plazo es preguntarte: ¿estaré orgulloso de esta publicación cuando tenga 50 años? Si la respuesta es afirmativa, adelante. Si no, mejor publica otra cosa.

Y, sea afirmativa o no, además siempre toma en cuenta los siguientes puntos para ir estableciendo y cuidando tu marca personal en las redes sociales:

  1. Enfócate en tus objetivos. Trata de publicar solamente lo que aporte a lo que esperas lograr en el futuro cercano y lejano en cuanto a la percepción que quieras la gente tenga de tu persona.
  2. Saca partido de lo que tienes. Si ya eres o te estás haciendo experto en algo, aprovéchalo. Improvisar tu opinión sobre un área que no conozcas puede hacer que tu marca personal podría sufrir las consecuencias
  3. Planifica todas tus acciones. Sabemos que es tedioso el planificar pero la consistencia de lo que publicas es crucial para establecer tu reputación. Y solamente planeando generas consistencia.
  4. Se auténtico. Compartir lo de otros está bien, siempre y cuando se relacione con lo que quieres dar a conocer y de preferencia sea acompañado por tu visión propia. Pero en la medida de lo posible, que lo que publiques sea original.
  5. Interactúa con quienes te rodean. Da tu opinión sobre lo que te comentan tus amigos o seguidores, pero sobre todo busca siempre aportar valor.
  6. Crea alianzas con otros que inician. Como dice el dicho, unidos se llega más lejos. Demasiado de tu marca personal depende de la interacción con y el apoyo de otros que comparten tus objetivos.
  7. Monitorea y haz un seguimiento sobre ti mismo. Aunque suene egocentrista, solo sabiendo qué encuentra la gente sobre tí es que podrás saber qué hacer en consecuencia para mejorar las posibilidades de que tu marca sea reconocida.
  8. Entra en otras redes sociales. No solamente utilices Facebook. Aprende a sacar partida de Twitter, LinkedIn, Instagram, Google+, y hasta de YouTube. Todas estas redes en conjunto le beneficiarán a tu posición en Google cuando la gente te busque.