Mercadotecnia e Identidad

No te confundas. Aunque los conceptos de mercadotecnia e identidad han existido en el mundo profesional de los negocios desde hace mucho, en varios países de Latinoamérica (incluido México) muchos siguen malinterpretando o simplemente desconociendo las definiciones exactas de cada una.

Y saber distinguir entre uno y otro es imperativo tanto para empresarios, profesionistas, políticos y figuras públicas de cualquier ramo.

Para empezar es importante tener una correcta cultura general sobre estos conceptos por el simple hecho de que existen inclusive agencias “profesionales” que se dicen “de Marketing” cuando lo único que hacen es diseño, así como agencias que se dicen “de Branding” cuando lo único que hacen es publicidad.

Por estas y muchas otras razones, debes conocer la diferencia y el alcance de los siguientes conceptos, que parecen iguales por estar íntimamente relacionados, pero en realidad no son lo mismo.  En este primer post analizaremos los conceptos de Mercadotecnia e Identidad.

NOTA: Con la palabra producto me referiré no solo a productos comerciales físicos sino también a servicios, personas, instituciones y todo lo que se pretenda dar a conocer para venderse o establecer entre un mercado o audiencia una actitud específica hacia el mismo. Esto es otro concepto que debe ser parte de la cultura general de todo empresario y profesionista.

¿Mercadotecnia o Identidad?¿Qué es Mercadotecnia?

Lamentablemente confundida aun con publicidad, la mercadotecnia es en realidad un concepto mucho más amplio que implica no solamente promover la venta de un producto, sino (idealmente) todo el proceso de creación del mismo, desde la conceptualización hasta el trabajo de fomento de la lealtad de los consumidores, pasando por el servicio al cliente.

Conocida más por su nombre en inglés (marketing), la mercadotecnia es tan importante que inclusive existe la frase “Mercadotecnia no es un departamento, es toda tu empresa”, con la cual se pretende dejar claro que la costumbre de relegar el marketing a un departamento específico ha sido una estrategia errónea ya que impide que el concepto mercadológico de negocios no se extienda a todos los departamentos de la empresa, y a la razón de ser de la misma.

Cualquiera que diga que sabe de marketing debe comprender sobre investigación de mercados, estrategias de posicionamiento y publicidad, promoción, desarrollo de producto y de marca, servicio a cliente e inclusive desarrollo organizacional y comunicación institucional. Y más, en constante evolución.

Así de grande es el concepto de mercadotecnia, y todos los negocios o instituciones la ejercen en distintos niveles porque mientras su trabajo sea satisfacer alguna necesidad, el marketing es todo lo que busca lograrlo de la mejor manera. Obteniendo ganancias en el proceso, claro.

¿Qué implica la Identidad?

Todo producto debe ser identificado de la manera más rápida y correcta posible. Y mucho más en un mercado cada vez más saturado de productos similares. Por esto es necesaria una identidad diseñada específicamente para transmitir el mensaje gráfico correcto al mercado específico y general.

Identidad es todo lo que implica el desarrollo gráfico (o sea que se puede ver) de un producto. Pero que quede claro que no solamente su logotipo sino todo lo que implique transmitir mensaje a través de formas, imágenes, colores y hasta volúmenes.

Idealmente, la identidad de un producto físico debe ser reconocida en todos los puntos de contacto que el mercado tenga con el mismo y debe estar íntimamente ligada con la identidad de la empresa. Obviamente en el caso de un servicio la empresa ES el producto y su identidad debe ser tratada de la misma forma. La razón es simple: el ser humano es un animal visual.

Desde tu logotipo hasta tus tarjetas de presentación y tus videos comerciales, la identidad gráfica permite fomentar la consistencia de identificación gráfica y, con el tiempo, la adopción en la mente del concepto de tu producto. Y la consistencia es el primer paso para establecer una marca.

Y siempre hay que recordar que una identidad diseñada por “tu sobrino a quien le gusta dibujar” muy probablemente no será la que se convierta en una marca con las posibilidades de distinguirse del resto de tu competencia. Al menos no por las razones correctas.

Lo que falta

En la siguiente publicación analizaremos  los conceptos de branding, publicidad y otros que te ayudarán a tomar mejores decisiones que afectan la capacidad de tu marca de ser reconocida, recordada, adoptada y hasta de que tu mercado sea leal a ella.