Marca Personal

Tu marca personal es en pocas palabras cómo el mundo te percibe en todos los aspectos que influencian tu carrera. Así que lógicamente una marca fuerte y destacable es preferible a una poco pulida y que pase desapercibida.

Cuando la gente no solo te conoce sino te identifica con un área específica de especialidad o conocimiento, estás más cerca de convertirte en una persona de valor para los demás.

Sin embargo, es mucho más fácil dicho que hecho, ya que tu marca personal no es solamente tú experiencia en un área de valor para los demás, sino todo un conjunto de atributos que en unísono hacen que seas reconocido. No se trata solo de tu identidad gráfica.

Construir autoridad y seguidores en un área del mercado, la industria o la sociedad es un trabajo de constancia que cada vez es mejor empezar lo más pronto posible.

El branding personal no es una opción ni un concepto inventado hace unos años. Mucho menos es “el consumismo de la economía capitalista llevado al plano individual”. La marca personal es lo que ha distinguido a desde tus exitosos ancestros paleolíticos de quienes heredaste tus genes, hasta a Tom Hanks y a los políticos y líderes de masas cuyas decisiones (para bien o para mal) mueven al mundo.

La única diferencia entre antes y hoy es que el concepto es mucho más necesario en una comunidad globalizada como la moderna y no podemos ya dejarlo en el inconsciente.

Y para que el branding personal pase al plano consciente y comiences a trabajarlo, estos son los primeros puntos a tomar en cuenta y poner en acción.

5 puntos para Construir tu marca personal1. Conócete y sé tu yo auténtico

Aunque suene a consejo barato de librito de superación personal, lo primero que debes hacer es conocerte a ti mismo ya que tu marca personal debe reflejar lo que en realidad eres, y porque es mucho más fácil trabajar con eso que con un una personalidad falsa que tarde o temprano saldrá a la luz.

¿Sabes lo que crees? ¿Sabes lo que defiendes? ¿Conoces tus fuerzas y debilidades? Recuerda que las personas conectan con personas, y que la confianza no se construye (o no dura) fingiendo ser quien no eres.

2. Desarrolla tus habilidades de comunicación

Desarrollar tu marca personal implica comunicarte con el mundo regularmente. Ya sea de manera oral, escrita o no verbal, es imperativo que tu manera de comunicarte no sólo sea efectiva sino que destaque del resto.

Demostrar que sabes de lo que hablas (o escribes) depende mucho de comunicarlo de manera que le sirva a tu audiencia. Esto será mucho más trabajo para unos que para otros, pero la comunicación efectiva es en gran parte por lo que la humanidad existe. Recuerda siempre que muchas veces el éxito de tu argumento no dependerá de lo que digas sino de cómo lo digas.

Trabaja en y demuestra tu autoconfianza cada oportunidad que tengas de ser visto y escuchado, como en conferencias y pláticas sobre tu especialidad. Comienza en pequeño si es necesario, pero aprende a comunicar tu valor.

3. Escribe sobre y contribuye a tu profesión

Artículos en publicaciones y entrevistas te ayudan a establecer tu credibilidad. Pero más importante que eso es hacerlo con el objetivo de dar a conocer tu profesión y no específicamente tu propio trabajo de manera promocional.

Demostrar tu compromiso con la difusión y el desarrollo de tu profesión enfocado en fomentarla en los demás, es la mejor manera de demostrar que sabes de lo que hablas y buscas que tu valor ayude a los demás. Además te permite establecer más conexiones y realza la autoridad de tu marca.

4. Trabaja tu marca personal en línea

¿Sabes cómo apareces cuando te buscan en internet? Aunque suene orgulloso, necesitas buscarte en Google. Tu posición en los buscadores y redes sociales debe ser algo que monitorees constantemente y que debes trabajar en mejorar constantemente.

¿Tus perfiles en las redes sociales reflejan la marca personal por la que deseas te conozcan? Nunca olvides que todo lo que haces en línea de manera pública contribuye a o le quita credibilidad a tu marca. Internet es el medio por el cual cada vez más la gente decide sobre a quién acudir, así que los perfiles y sitios web por los que te encuentren en línea son demasiado importantes como para no tomarlos en cuenta y trabajarlos profesionalmente.

5. Nunca dejes de aprender

Las cosas cambian muy rápido. Sin importar tu área de experiencia y conocimiento, tu marca personal dependerá de tu capacidad de adaptación y actualización. Mantente al tanto de las novedades y nuevos retos de tu industria o profesión.

El Branding personal es un trabajo continuo y sin descanso, y aprender habilidades nuevas se traduce en mayores herramientas para tu carrera, sin importar a lo que te dediques y por lo que tu audiencia o mercado te conozcan.